Parque Nacional de Garajonay

Características generales: declarado en razón de su singularidad y diversidad biológica y por la importancia de su bosque de laurisilva. Su estratégica localización influye para que juegue un papel preponderante en la recarga hidrológica de la isla y la protección de los suelos. Su alta biodiversidad le permite contar con un valor de conservación adicional, debido también a la presencia de especies amenazadas, endémicas de la isla y a veces exclusivas del territorio protegido. Para determinadas especies, como las palomas de la laurisilva (Columba bollii y Columba junoniae) o la chocha perdiz (Scolopax rusticola), Garajonay mantiene las mejores poblaciones de la isla y, en el segundo caso, de Canarias. Finalmente, también bajo la óptica paisajística de disponer de escenarios naturales y formaciones geomorfológicas singulares, el parque adquiere un peso significativo. En 1986, la UNESCO incluyó Garajonay en la lista de bienes naturales del patrimonio de la humanidad.

Declaración: este parque nacional fue declarado por la Ley 3/1981, de 25 de marzo, de Creación del Parque Nacional de Garajonay, y reclasificado de nuevo como tal en la Ley 4/1989, de 27 de marzo, de Conservación de los Espacios Naturales y de la Flora y Fauna Silvestres, donde además se integró en la red estatal de parques nacionales.

Otras protecciones: el parque es por definición área de sensibilidad ecológica en toda su superficie, a efectos de lo indicado en la Ley 11/1990, de 13 de julio, de Prevención de Impacto Ecológico. Además, tiene la consideración de zona de especial protección para las aves (ZEPA) según lo establecido en la Directiva 79/409/CEE relativa a la Conservación de las Aves Silvestres. Dentro del parque se encuentran los siguientes montes de utilidad pública: nº 30 «Monte Hueco», nº31 «Monte de Alajeró», nº 32 «Monte de Arure», nº 33 «Monte de Hermigua», nº 34 «Monte de San Sebastián»; y nº 36 «Geliva y Chipude».

Relación con otros espacios: linda al norte con el monumento natural de Roque Blanco; al este, con el parque natural de Majona; al oeste, con el monumento natural del Lomo del Carretón; y al sur con el paisaje protegido de Orone y con la reserva natural Integral de Benchijigua. Incluye en su interior el monumento natural de Los Roques, con el que se solapa.

Isla: La Gomera

Municipios: Vallehermoso, Agulo, Valle Gran Rey, San Sebastián, Alajeró y Hermigua.

Superficie: 3984 hectáreas.

Población: ninguna.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: